Las estaciones de Juan

Cada vez que vamos a Madrid unos días, nos gusta descubrir algún sitio de los de toda la vida para poder compartirlo con vosotros y que no se pierdan estas pequeñas joyas que tiene nuestra querida ciudad. Pues el descubrimiento de esta temporadada ha sido Las estaciones de Juan.

Situado en el barrio de Moncloa justo en frente del parque del Canal, este restaurante lleva dando de comer a familias del barrio y empresarios que vienen a hacer sus comidas de negocios aquí desde 2013. Su dueño, Juan González Medina, quien estuvo al frente de la sala del Asador Donostiarra antes de abrir Casa Juan y Las estaciones de Juan, se ha convertido en un hostelero de renombre que se ha ganado la confianza de su clientela.

casa juan

Su dueño, Juan González Medina, en Casa Juan

La carta tiene multitud de opciones y todas ellas muy apetecibles. Nosotros empezamos con un par de entrantes para compartir. Los primeros en llegar fueron unas gambas en tempura, que las pedimos porque las vimos pasar un par de veces y se nos antojaron. Rica fritura y una gamba bien acabada. Os las recomiendo.

img_2175

Gambas en tempura

Otro de los entrantes que pedimos fueron unas croquetitas de jamón, que tenían una suave bechamel con unos buenos trozos de jamoncito, que daban un rico sabor a la croqueta. Otra buena opción de picoteo. Un clásico que no falla y que a todo el mundo le gusta.

img_2176

Croquetas de jamón

Y el último entrante de la comida fue media ración de morcilla de Burgos. Cuando llegó a la mesa no me inspiró mucha confianza pero luego con la probamos nos gustó más de los esperado. Y es que no hay nada como un buen trozo de pan con morcilla. ¡¡ Me pierde!!

img_2178

Morcilla de Burgos

De platos principales pedimos un cachopo que sirven con salsa de champiñones y una buena ración de patatas fritas. Sinceramente, la salsa le sobraba porque no le aportaba nada al cachopo. Se lo dijimos al camarero y nos recomendó que la proxima vez lo digamos al pedir para que no nos la pongan.

img_2181

Cachopo con salsa de champis y patatas fritas

Sin embargo, el rabo de toro fue todo un acierto. Una carne jugosa, muy bien cocinada y que se deshacía con tocarla. Y que delicia de salsa. No os comáis todo el pan porque querréis hacer barquitos y dejar limpio el plato. Me faltó una buena guarnición para rematar la faena. Muy recomendable.

img_2182

Rabo de toro

Mi recomendación: si sois amantes de los sitios de toda la vida donde uno acude por la comida que se sirve y no porque el sitio es bonito, creo que Las estaciones de Juan os cuadrará ya que es un sitio familiar y de barrio. Se aconseja reservar. En verano tienen una terraza muy agradable. Comer sale por 25 euros/persona comiendo primero, segundo y postre pero sin vino.

Las estaciones de Juan

Paseo de San Francisco de Sales 41, Madrid

915 98 86 66

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .