Araldo

Este verano nos ha dado muy fuerte por las pizzas y una de las que más nos ha gustado ha sido la que preparan en Araldo. Ha sido la primera vez que pruebo una pizza que no sea napolitana o romana. Sí sí, estáis leyendo bien, las pizzas de Araldo provienen del norte de la bota, para ser más exactos de Verona, la ciudad de Romeo y Julieta.

img_2106

En Araldo cuidan hasta el último detalle para que sus clientes se sientan como en casa

Esta pizzería veronesa ha sido premiada 6 años consecutivos por la prestigiosa Guía Gambero Rosso por tener una de las mejores pizzas de Italia. Y os preguntaréis, ¿qué tienen estas pizzas para ser tan especiales? Muy sencillo: que se preparan con ingredientes traídos desde Italia, que la masa se deja fermentar por lo menos 60 horas y que las harinas que usan son biológicas.

img_2105

Se puede comer en mesa baja en la sala o en mesas altas con taburetes en la zona del MERCATO

Además, los dueños de Araldo, Vittorio Squarantti y Sonia, han querido crear un local donde la gente se sienta como en casa, con un servicio atento y divertido y un ambiente agradable e informal. El local cuenta con dos zonas: la sala principal con mesas bajas y sillones y la zona del Mercato con mesas altas y taburetes.

img_2108

Los baños son tan ideales que los querréis iguales para vuestra casa

La carta tiene una amplia oferta de pizzas, que es la especialidad de Araldo, elaboradas con productos 100% italianos que proceden de pequeños agricultores que traen a Madrid para que podamos disfrutar de la auténtica pizza veronesa. Para los que no quieran pizza, también tienen opciones como la burrata o los embutidos italianos.

Nosotros empezamos la cena con un entrante para compartir y nos decantamos por un clasicazo italiano: el vitello tonnato. Finas lonchas de carne de ternera que acompañan con una salsa hecha a base de atún, anchoas y alcaparras. Fresquito, ligero y muy recomendable.

img_2099

Vitello tonnato

De las diez pizzas que tienen en carta, probamos la pizza San Marzano (tomate San Marzano confitado, queso Fiordilatte, aceitunas negras, queso Grana Padano curado 24 meses y emulsión de albahaca fresca), que es un básico de la casa. El éxito de estas pizzas está en la salsa de tomate confitado, una salsa cañera que cocinan cada día en Araldo para concentrar todo el sabor y dejarnos con la boca abierta a los clientes.

img_2103

Pizza San Marzano

Y por recomendación del encargado, también probamos la pizza Amatriciana (tomate San Marzano confitado, queso Fiordilatte, guanciale, cebolla y Pecorino), que tenían fuera de carta. Menuda pasada de pizza, me pareció la combinación perfecta. El guanciale le daba sabor, la cebollita le daba el toque crunchy y el pecorino remataba la faena.

img_2102

Pizza Amatriciana

Una pena no haber podido pedir ninguno de sus postres porque tenemos entendido que son un must, pero es que estábamos demasiado llenos. Pero mira, ya tenemos una buena excusa para volver a Araldo 🙂

Mi recomendación: si sois amantes de las pizzas y no os conformáis con una cualquiera, porque os gusta que tenga la masa fina y crujiente y que lleve ingredientes de primera, creo que las que preparan en el horno de Araldo os van a gustar mucho. Cenar sale por 20 euros/persona compartiendo entrante, pidiendo una pizza cada uno y regando la cena con una rica cerve La Virgen.

Araldo

Calle de los Madrazos 5, Madrid

911 38 41 65

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.