Salino

Los hermanos Aparicio (Javier y Francisco) han vuelto a la carga y su nuevo proyecto se llama Salino. Estos hermanos sí que saben, y han vuelto a escoger el Barrio de Retiro como localización…y la verdad me parece todo un acierto porque ahora mismo es una de las zonas más animadas de Madrid.

img_5284

Buscad esta puerta en la Calle Menorca porque detrás se está cociendo algo gordo

Aunque llevan abiertos menos de un mes, nosotros no hemos podido resistirnos y ya hemos ido a probar las nuevas creaciones de Javier. Y es que desde que descubrimos las Navidades pasadas La Raquestita, nos hemos hecho muy fans de estos hermanos.

Salino_Paco y Javier Aparicio

Foto tomada de La Razón: Javier Aparicio sentado en la sala de su nuevo restaurante Salino

El local ha sido diseñado por el estudio de interiorismo PingPong Arquitectura, quienes han creado dos ambientes: una zona de barra bastante amplia con mesas altas que es perfecta tomar el aperitivo el fin de semana o picar algo y una zona de comedor acogedora que invita a sentarse a la mesa a disfrutar de la cocina de Javier.

img_5286

Madera, colores cálidos, y mesas bien vestidas son las claves de la sala de Salino

En la carta os encontraréis con una propuesta mediterránea donde el producto vuelve a ser el protagonista y las elaboraciones también tienen un papel muy importante dentro de la cocina de esta casa. Nuestra comida empezó con unos vasitos de salmorejo como aperitivo de la casa, que nos supieron a gloria.

img_5287

Salmorejo de aperitivo para ir abriendo apetito

Nuestra comida empezó con las Bravas de Cachivache, que nos gustaron mucho a los 4 comensales que estabamos en la mesa. La ración no era muy grande, todo sea dicho. Las patatas bravas en Salino son bien hermosas y estaban muy bien fritas – estaban crujientes por fuera y no eran nada grasas – que vienen regadas por una rica salsa brava con su toque picantón…cómo a nosotros nos gusta 🙂

img_5291

Las bravas de Cachivache

Luego probamos las croquetas de centolla, que son uno de los entrantes novedosos de los Hermanos Aparicio. De tamaño generoso, fino rebozado y potente relleno, así son las croquetas de Javier. Además, tienen una bechamel ligera que acompaña de maravilla al rico sabor que aporta la centolla, haciendo de este bocado una forma perfecta de empezar la comida.

img_5289

Croquetas de centolla

Después, nos trajeron el salteado de setas de otoño con espuma de boniato y huevo frito. Un plato que llama la atención por el colorido y la presentación nada más llegar a la mesa y que luego remata la faena gracias a la buena combinación de sabores y texturas.

img_5292

Salteado de setas de otoño con espuma de boniato y huevo frito

Me apetecía muchísimo probar el arroz de salmorreta y carabinero y si algo se me mete entre ceja y ceja es bastante difícil convencerme para que no lo haga, así que lo pedimos como parte de los segundos platos. No sé si esto de vivir en el extranjero está consiguinedo que aprecie aún más los sabores tradicionales, pero realmente este arroz estaba de quitarse el sombrero. Plato obligatorio.

img_5294

Arroz de salmorreta y carabinero para uno, atentos a la ración

De los platos de pescado, probamos la merluza cantábrica con vizcaína de coco acompañada de judías verdes. No sabría explicar lo bueno que estaba este plato. Mi suegra estaba flipando, se quedó fascinada con la frescura del pescado, la consistencia de la salsa y lo buenas que estaban las judías verdes. Muy recomendable.

img_5297

Merluza cantábrica con vizcaína de coco

Antes de pasarnos al dulce nos trajeron las albóndigas Garam Masala. La verdad es que estábamos bastante llenos, pero cuando llegaron las albóndigas se nos olvidó y las devoramos. Nos peleamos por quien se comía la última, con eso digo todo. También os recomiendo dejar algo de pan para poder mojar en lo que sobre de salsita 🙂

img_5299

Albóndigas Garam Masala

De postre, nos decantamos por el brownie de chocolate con helado de chocolate y canutillo de dulce de leche. El encargado de la repostería es Jordi Butron, quien consigue que el cliente cierre su comida con muy buen sabor de boca. Aviso a navegantes, el brownie no es blando como suelen hacerlo en otros sitios…pero está BUENISIMO.

img_5301

Brownie de chocolate con helado de chocolate y canutillo de dulce de leche

Mi recomendación: si sois fans de los hermanos Aparicio y aún no habéis ido a Salino, ¡¡¡no sé a qué estáis esperando sinceramente!!! A los que vayáis a estar por la zona de Retiro os recomiendo probarlo también porque no saldréis defraudados y seguro que se lo recomendáis a algún amigo. Cenar sale por 35 euros/persona probando una buena parte de la carta y comiendo con cervezas.

Salino

Calle Menorca 4, Madrid

912 141 682

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s