La Chusquery

Hace casi un año, tres amigos (el chef Ángel Jiménez y los hermanos Roberto y Sergio Hernández) decidieron hacer realidad su sueño abriendo en pleno barrio de La Latina, La Chusquery, un lugar de lo más singular en uno de los barrios más castizos y movidos de Madrid.

Tres amigos que han hecho realidad su sueño

Tres amigos que han hecho realidad su sueño

El gato es la marca de la casa, lo tienen pintado en medio de la sala con un grafiti, para que la gente sepa que ellos son unos rebeldes sin causa y que su cocina es de lo más canalla, además del guiño a Madrid y sus “gatos”. En sus platos se puede apreciar como estos tres chefs han viajado por todo el mundo.

El gato es la marca de la casa

El gato es la marca de la casa

Si una cosa caracteriza a este lugar es la estética simple de la sala, junto con buen rollismo que transmiten todos ellos desde que entras. Son simpáticos, atrevidos y saben como hacerte feliz para que te vayas de su casa con ganas de volver, ¡¡algo que me encanta 🙂 !!

Una barra y unas mesas altas os recibirán nada más entrar a La Chusquery

Una barra y unas mesas altas os recibirán nada más entrar a La Chusquery

Nuestra cena empezó con un tiradito de zamburiñas que tenían fuera de carta y que nos recomendó Roberto. Presentadas en su propia concha, me pareció un comienzo cañero y lleno de sabor.

Tiradito de zamburiñas

Tiradito de zamburiñas

No podían faltar unas clásicas croquetas de jamón ibérico, de tamaño considerable, con una bechamel que se deshacía en los dedos nada más morderlas y una potencia de sabor en donde se nota que Ángel estuvo trabajando con Nacho Manzano, que nos dejó a las cuatro boquiabiertas y con ganas de pedirnos otra ;).

Clásicas croquetas de jamón

Clásicas croquetas de jamón

También probamos el ceviche de corvina con aji amarillo, cebolla morada encurtida, puré de batata, leche de tigre, cilantro y maíz. Perú fue uno de sus viajes y no tienen que jurarlo, porque preparan el ceviche como si nos hubiéramos ido a cenar a Lima. ¡¡¡Qué pasada…no os lo podéis perder!!!

Ceviche

Ceviche

Los que ya nos conocéis, sabéis que tenemos debilidad por el steak tratar y encima cenaba con mi amiga Coco que es otra apasionada de este plato, así que nos tomamos una ración entera entre ella y yo :). Viene con trufa y huevo de codorniz, le faltaba un poco de carácter, pero con unas gotitas extra de Tabasco lo arreglamos.

Steak tartar con trufa y huevo de codorniz

Steak tartar con trufa y huevo de codorniz

Un plato donde se notan las influencias viajeras de este trío es el tataki de pez mantequilla con alga wakame, hoisin de fresas (el toque dulce), ponzu (el punto ácido), sweet chili (el picante que equilibra) y té ahumado. Mezcla de sabores agridulces que le van de maravilla al pez mantequilla.

Tataki de pez mantequilla

Tataki de pez mantequilla

Mi padre me había hablado de las carrilleras de cerdo Ibérico con curry rojo y risotto de leche de coco y me pareció “el plato” de la noche…no sabría describirlo con palabras. Es tan brutal la mezcla de sabores, que le pondría un piso a estas carrilleras, con eso lo digo todo ;).

Carrillera de cerdo Ibérico con curry rojo y risotto de leche de coco

Carrillera de cerdo Ibérico con curry rojo y risotto de leche de coco

Para rematar la noche, pedimos dos buenos postres: el brownie con helado de chocolate blanco. No entiendo porque le llaman brownie si cuando lo abres tiene todo el centro derretido como si fuera un coulant de chocolate. Lo llamen como lo llamen, muy bueno.

Coulant de chocolate

Coulant de chocolate

Y vimos en la mesa de al lado la tarta de queso con helado de mango y dijimos tranquilamente: “pues nosotras también”. Felicitaciones al cocinero, porque no todo el mundo logra conseguir hacer platos ricos desde el primero al último…aquí no se les puede poner muchos peros :).

Cheesecake con helado de mango

Cheesecake con helado de mango

Mi recomendación: si estás por la Cava Baja y te apetece comer algo que no sea el mítico pincho que te ofrecen los bares de la zona, creo que te deberías acercar a la antigua casa de los Lassos, donde encontraréis La Chusquery. Está fenomenal que se puedan pedir raciones o medias raciones de casi todos sus platos, porque eso te permite probar más cosas. Cenar sale por 30 euros/persona comiendo platos que no se ven en cualquier sitio y bebiendo buen vino.

La Chusquery

Calle de los Mancebos 2, Madrid

910 70 32 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s