Desencaja

Cuando la materia prima es buena, es difícil sacarle un “pero” a la comida y si además le sumas un servicio atento, cuidadoso y amable…es raro que el sitio no te vaya a gustar. Eso fue lo que nos pasó cuando fuimos a conocer el nuevo restaurante de Iván Sáez, Desencaja.

¿Qué habrá dentro de la caja?

¿Qué habrá dentro de la caja?

Cuando vengáis a Desencaja, no os recomiendo fijaros en la caja (la sala), sino en lo que hay dentro de ella (la comida) porque ahí es donde encontraréis grandes sorpresas ;).

Restaurante Desencaja by Iván Sáez

Restaurante Desencaja by Iván Sáez

Iván ha decidido crear, por fin, un restaurante como él siempre ha querido: sin un jefe que le ponga trabas a la hora de que cocinar, con un menú largo y otro corto, donde la materia prima de temporada es la protagonista y con una cocina muy suya, en la que se puede innovar si el cliente se lo demanda.

Iván Sáez, el chef de Desencaja

Iván Sáez, el chef de Desencaja

Nosotros probamos el menú largo: “un viaje al centro de la tierra” que empezó con una Snack box con sus cuatro aperitivos de temporada: unas buenas croquetas, mermelada de tomate, un poco de queso fresco de cabra y unas tostadas. Todo ello venía presentado en una caja, donde te explican cómo funciona Desencaja. Nos pareció una buena manera de romper el hielo y de enseñar su corta carta a los clientes :).

Snack box

Snack box

De primero, tomamos cardos con trufa blanca. Se podía oler la trufa desde que los platos salieron de cocina. Una exquisitez que se come en pocos sitios. Un ejemplo de cómo preparar un buen plato de verduras con un par de ingredientes, pero todos ellos de alta calidad.

Cardo con trufa blanca

Cardo con trufa blanca

Continuamos con unas lentejas con níscalos y butifarra, que fue mi plato favorito de la comida. Nunca antes había comido las lentejas con setas y me pareció una gran idea. La butifarra le daba ese toque ibérico, perfecto para un plato de cuchara ;).

Lentejas con níscalos y butifarra

Lentejas con níscalos y butifarra

Tuvimos suerte, porque le habían traído a Iván un par de trufas esa semana y pudimos probar más de un plato con este invitado de honor, como el huevo de corral con crema de patata ligeramente ahumada, migas crujientes y trufa negra. Otro plato que nos conquistó. Primero con el olfato, luego con la vista y finalmente por el gusto. Pocos plato activan tantos sentidos y eso hay que reconocérselo al chef, porque es muestra de un gran trabajo y esfuerzo.

huevo de corral con crema de patata ligeramente ahumada, migas crujientes y trufa negra

huevo de corral con crema de patata ligeramente ahumada, migas crujientes y trufa negra

Todo buen menú dispone de un buen plato de pescado y en Desencaja saben mantener el nivel. Nosotros probamos una merluza asada con patata rota, berza salteada y salsa de chirlas. Mar, mar y más mar…es lo que se podía apreciar en cada bocado que tomábamos de este platazo.

Merluza a la brasa con salsa de chirlas

Merluza a la brasa con salsa de chirlas

Como plato final, trajeron un canelón de pichón con espinacas a la crema. Un plato bastante feo, pero con un gran potencial. De relleno, un rico guiso de carne y de cobertura unas frescas espinacas. Estoy segura que lo hubiéramos saboreado de otra manera, si lo hubiéramos comido con los ojos vendados.

Canelón de pichón con espinacas a la crema

Canelón de pichón con espinacas a la crema

De postre, tarta de manzana casera con helado de vainilla. Digo casera, porque ellos mismos preparan el hojaldre y ese detalle, además de notarse, se agradece. Me acordaba que Iván era bueno con los postres, dado que en Lágrimas Negras nos preparó uno que si hubiera que ponerle nota, sin duda, le hubiera puesto sobresaliente. No suelo pedir postre, por miedo a que no esté al nivel del resto de la comida, pero en Desencaja eso no pasa, porque hacen todo tan rico…postres y petit fours incluidos :).

Tarta de manzana casera con helado de vainilla

Tarta de manzana casera con helado de vainilla

Mi recomendación: si buscáis un sitio donde poder disfrutar de un menú de temporada, con productos de calidad, cocina honesta y no os importa que el local no tenga una decoración mona ni sea bonito, creo que Desencaja os encajará. Cenar sale por 45 euros/persona tomando el menú largo con vino, muy buena relación calidad-precio.

Desencaja

Paseo de la Habana 84, Madrid

91 457 56 68

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s