Castillo Son Vida

Llegó el día de la boda, y el lugar elegido por los novios para celebrarlo fue el Castillo Son Vida. Un espectacular hotel desde donde se divisa la bahía de Palma y todos los encantos que tiene esta isla.

La comida fue en el restaurante Es Castell, donde nos atendieron ejemplarmente, como la ocasión merecía. Empezamos brindando por los novios con unas buenas copas de champagne y un buen plato de jamón ibérico con el famoso pa amb oli mallorquín.

Alguien no pudo aguantar el hambre y coger unos trozos de jamón antes de que sacará la foto

De primeros unos tomamos Gazpacho con su guarnición, que era una sopa fría, ligera, suave y muy refrescante, el plato idóneo para un día de tanto calor.

Gazpacho

Y otros eligieron Vichyssoise con crujiente de ibérico, con una cremosidad especial y de gran sabor.

Vichyssoise

De segundo todos tomamos lubina a la sal con salsa bernesa, verduras salteadas con soja y montañita de patata al horno. El plato lo eligió Luis y fue todo un acierto, porque hacia mucho que no tomaba una lubina tan fresca y tan bien hecha. La costra de sal le daba ligereza y conseguía que no se quedara seco el pescado. La salsa bernesa combinaba a la perfección con la lubina sin comerse el sabor que esta daba al plato, al contrario potenciaba el sabor marino y daba color y alegría al plato. Otro gran acierto fueron las verduras de temporada y de la tierra, simplemente hervidas y salteadas en el wok con soja.

el plato perfecto

De postre, la dirección del hotel elogió a los recién casados con una tarta de mousse de chocolate y crujiente de avellanas y almendras. Aunque suene como si fuera una bomba de relojería la tarta era, dentro de lo que cabe, ligera (gracias al mousse de chocolate), crujiente (gracias a los frutos secos) e ideal para golosos a los que les gusta acabar la comida con un buen trozo de pastel.

La tarta de los recién casados

Mi recomendación: si os invitan a una boda, intentad averiguar cual va a ser el menú, porque normalmente los segundos platos suelen ser los mejores y si os habéis comido todo el cocktail vuestro estómago será incapaz de probar un bocado más y os perderéis lo bueno.

Castillo Son Vida

Calle Raixa 2, Palma de Mallorca

6 comentarios en “Castillo Son Vida

  1. Todo suena delicioso! Qué necesidad hay de “meterse” el mega cocktail, entrante, pescado, carne, postre, mignardices… Tome ejemplo de un sencillo y fantástico menú todo aquel que contraiga matrimonio de aquí en adelante.
    El estómago de los invitados y su bolsillo lo agardecerán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s