La Manduca de Azagra

Son miles las veces que había pasado por delante del asador La Manduca de Azagrapero nunca me había planteado ir y no me preguntéis la razón porque no sabría dárosla. Pero estas Navidades por fin lo probamos, quedamos a cenar con nuestros amigos Suso y Andrea, quienes nos propusieron ir y nosotros felices.

img_6651

Una decoración moderna y minimalista, nada habitual en un restaurante de este estilo

Los dueños de este famosísimo restaurante son Juan Miguel Sola y su mujer Anabel Arriezu, quienes hace más de una década decidieron traer a Madrid las verduras de la huerta familiar en Azagra, un pueblo de Navarra, para satisfacer las necesidades de su clientela.

restaurante-la-manduca-de-azagra

Foto tomada de la Academia Navarra de Gastronomía. El equipo de La Manduca de Azagra

La verdad, es que he de decir que la decoración del local nos sorprendió muchísimo. En mi cabeza pensé que sería el típico asador navarro y para nada. El local es moderno, minimalista y algo frío, pero siempre está hasta la bandera y es que a La Manduca de Azagra se viene por el producto y el trato, no porque el sitio sea mono.

img_6653

La entrada de uno de los mejores templos culinarios donde comer ricas verduras en Madrid

La carta no es demasiado extensa y está compuesta por una amplia variedad de verduras, carnes, pescados e interesantes fueras de carta, que os cantaran nada más sentaros a la mesa. ¡¡¡Ojo con los aperitivos que ponen!!! Son generosos, bastante contundentes y de una calidad excepcional, como todos los productos que probaréis en esta casa.

img_6637

A la rica ensalada de tomate con aceitito de oliva del bueno y lascas de sal como aperitivo de la casa

Nuestra cena empezó con los ricos aperitivos de la casa, que nos trajeron una ensalada de tomate, que nos pareció una oda al producto, algo muy simple pero que estaba realmente rica y unas chistorras fritas, que estaban buenas pero algo secas, aún así no dejamos ni una 🙂

img_6639

No hay asador donde no te ponga unas chistorritas fritas de aperitivo

De entrante, probamos un clásico de la casa: la ensaladilla rusa. Para que no nos pelearamos, nos la trajeron servida en raciones individuales, detalle que me gustó mucho porque así todo el mundo puede comer su plato tranquilamente. Muy muy recomendable.

img_6641

La famosa ensaladilla rusa de La Manduca de Azagra

De verduras, nos decantamos por las alcachofas fritas. Delicadas, bien fritas, con potente sabor a huerta y que me hubiera comido todo el plato yo sola…porque se comían como pipas. Un claro ejemplo, de que en esta casa las verduras se tratan con mimo y saben lo que hacer con ellas.

img_6640

Alcachofas fritas

Tras los aperitivos y entrantes, como plato principal, nos decantamos por un pescado porque las excesos navideños habían pasado factura. Pedimos la merluza rebozada, que sólo rebozan con huevo para que no sea tan pesada. Estaba flipante y super fresca. Vivir en el extranjero hace que apreciemos el pescado fresco como si fuera oro, porque no tenemos mucha oportunidad de comerlo.

img_6644

Merluza rebozada

Y le pusimos de guarnición los pimientos de cristal asados a parrilla, que nos dijeron que no podíamos irnos de La Manduca de Azagra sin probarlos y la verdad es que a la merluza le pegaban todo.  Menudo espectáculo de producto, estaban buenísimos pero nos parecieron muy caros (21 euros por ración).

img_6643

Pimientos de cristal asados a parrilla

La cena la rematamos con un coulant de chocolate con helado, el cuál hay que pedir con tiempo porque tardan 20 minutos en hacerlo, pero os recomiendo esperar porque merece mucho la pena. Aunque el postre de la casa es la torrija caramelizada, nosotros preferimos darnos al chocolate, que teníamos la noche golosa 🙂

img_6649

Merece la pena esperar los 20 minutos para probar el coulant de chocolate con helado

Mi recomendación: si estáis buscando un restaurante de cocina tradicional navarra, donde el producto sea el protagonista y tenga un potente sabor, el servicio sea atento, el ambiente sea agradable y donde sirvan probablemente las mejores verduras de Madrid, creo que La Manduca de Azagra es vuestro sitio. Os recomiendo reservar porque suelen estar llenos. Cenar sale por 45-50 euros/persona sin vino pero con cerves y refrescos, comiendo como reyes y productos que no olvidaréis.

La Manduca de Azagra

Calle Sagasta 14, Madrid

915 910 112

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s