La casa de la tortilla

Habíamos quedado a comer un grupo de amigos de Luxemburgo, queríamos un sitio dónde nos dieran de comer cosas tipicas españolas, que se echan mucho de menos cuando eres un expatriado. Además, necesitábamos que fuera un sitio donde dieran mesa a 15 hambrientos y el sitio elegido fue La casa de la tortilla cerca de la calle Fuencarral.

fullsizeoutput_934d

Mesas largas perfectas para ir grandes grupos de amigos, como el nuestro

El local es todo menos lujoso….La Casa de la tortilla es el tipico bareto de mantel de papel, donde en la comida se bebe con vino y sifón, donde uno viene a pasárselo bien con los amigos, hacer ruido y comer grandes cantidades…aquí lo fusión no se lleva nada 🙂

La casa de la tortilla Madrid

Un bar de los de toda la vida donde os lo pasaréis muy bien

La carta tiene todas los platos que quieres comer cuando dejas de comer los pucheros de tu abuela los domingos y los guisos de tu madre entre semana. Nos fue difícil escoger, porque eramos muchos y cada uno tenía antojo de algo…así que al final fue menu largo y estrecho. Empezamos con unas croquetas de jamón, que no estaban nada mal.

IMG_0390

Croquetas de jamón

Luego llegaron un par de tortillas de patata, que no podían faltar en el menú. Jugosas, poco cuajadas, con cebolla y de buen tamaño. Perfecta para compartir entre varios pero no más de seis, que sino os sabrá a poco 😉

IMG_0388

Tortilla de patata

Unas raciones de ensaladilla rusa, que asombrosamente nos gustaron mucho. Sencillas y sin muchos adornos. Buena cantidad de mayonesa, un atún realmente rico y unas patatas que debían ser gallegas o gaditanas porque eran bastante sabrosas.

IMG_0389

Ensaladilla rusa

También probamos los chopitos fritos. Señores, en este bar los rebozados y fritos se les dan muy bien. No os imaginéis los típicos platos grasientos y super pesados, porque estáis equivocados…aunque tampoco estamos hablando de un rebozado fino y delicado 🙂

IMG_0391

Chopitos a la andaluza

No tenían pimientos de padrón ni gambas al ajillo, que algunos se morían de ganas…pero sin embargo, nos trajeron unos calamares al ajillo que acabaron con nuestro mono. Quizás el plato más flojo de toda la comida. Un poco de ali olí casero no le hubiera venido nada mal, aunque yo me hubiera estado acordando toda la tarde del cocinero.

IMG_0393

Calamares al ajillo

Muy recomendable su ración de pulpo a la gallega. Mira que es complicado conseguir comer pulpo en el Gran Ducado, así que este nos pareció que estaba realmente conseguido. El pulpo bien cocido, las patatas en su punto y con el aderezo perfecto de pimentón y rico aceite de oliva.

IMG_0392

Pulpo a la gallega

Fue tal la comilona que nos pegamos, que cuando vino el camarero a cantar los postres (natillas, flan, arroz con leche…), le pedimos directamente que nos trajera una ronda de gin tonics, para digerir lo que nos acababamos de meter entre pecho y espalda.

Mi recomendación: si sois un grupo grande de amigos y estáis buscando un sitio donde no hace falta ponerse de punta en blanco ni dejarse la cartera para comer grandes cantidades y beber cerveza y tinto de verano como nos gusta a los españoles, creo que no os moriréis si probáis La casa de la tortilla. Comer sale por 15 euros por persona y si tomáis copas como nosotros la cuenta sube a unos 20 euros por cabeza.

La casa de la tortilla

 Calle de Hartzenbusch 6, Madrid

914 45 41 76

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s