Supperclub

En Mayo abrió sus puertas Supperclub, un restaurante donde se le da especial importancia a los productos de temporada, se preparan platos de la cocina mediterránea versionados y se ha creado un ambiente rollo bistro francés, que gusta mucho a cualquier cliente al que le gusta disfrutar alrededor de una buena mesa.

img_8128

En Supperclub la parte de arriba dispone de dos sala y tiene la cocina a la vista, desde donde se puede dar de comer a casi 90 comensales

Detrás de este proyecto, se encuentran 3 amantes del buen comer (un chef francés formado en grandes cocinas de chefs de Estrella Michelín, un empresario serbio y un intrépido cocinero) y un equipazo de profesionales, quien se han juntado para crear un espacio donde la gente pueda venir a tomar copas, a picar algo después de trabajar con sus compis de trabajo, a comer a medio día su menú del día o a cenar con su pareja o cliente.

img_8132

Un equipo de auténtico profesionales, que consiguen que quieras volver

El local es uno de los más chulos en los que he estado en Luxemburgo. Lo que me gusta es que estos chicos han pensado en todo y en Supperclub no falta ni un detalle: mesas de madera maciza traídas desde Serbia, sillas y lámparas de diseño, bombillas edison y una bonita barra de azulejos nada más entras, que te incita a pedirte uno de sus cócteles.

img_8127

Este astronauta vigila que no les falte de nada a los clientes de Supperclub

La carta es corta, ya que la van cambiando cada temporada, pero contiene una propuesta culinaria deliciosa y original…cosa que no se ve mucho por estos lares. En la parte de abajo, podréis degustar su selección de tapas mediterráneas, ideal para los que venís de cervecitas. Mientras que arriba, la cosa se pone sería y toca probar alguno de sus señores platos.

img_8134

Una selección de más de 6 ginebras españolas para poder sentirnos como en casa

En nuestra visita, nosotros empezamos nuestra cena con un gazpacho de pepino con  helado de gin tonic y ceviche de gamba. Si, si…estáis leyendo bien, una combinación arriesgada que no os podéis hacer a la idea de lo rico que estaba 🙂 Suave pero con sabores ácidos y frescos, que te llenan la boca de alegría.

img_8119

Gazpacho de pepino con helado de gin tonic y ceviche de gamba

Y el otro entrante que pedimos fue el pulpo a la gallega, que preparan a baja temperatura y lo culminan con unas patatas confitadas en aceite de oliva y romero, un ali olí tradicional y una mayonesa de pimentón. Por un momento pensé que estaba cenando en España, porque esos sabores tan de nuestra tierra no los había yo probado en muchos sitios en el extranjero. ¡¡¡Enhorabuena Latif!!!

img_8120

Pulpo a la gallega con ali oli y mayonesa de pimentón

Como platos principales nos trajeron el tataki de atún marinado en cítricos y acompañado de una ensalada de nicoise versionada. No suelo comer mucho pescado, porque la calidad suele dejar mucho que desear…pero en Supperclub me han demostrado, que soy yo la que no sabe buscar, porque este atuncito estaba casi recién pescado. No recomendable para los que no os guste el pescado crudo.

img_8121

Tataki de atún con ensalada nicoise versionada

De carne probamos la ternera glaseada con zanahorias y chalotas acompañada de lumaconi rellenos de champiñones y foie. Sólo un chef que se ha formado con chefs de estrella michelin puede hacer una salsa tan rica, consistente y sabrosa como la que probé anoche. El éxito de este plato, además de la calidad de la ternera, es gracias a la salsa que hay debajo.

img_8123

La salsa delata los origenes del chef, quien se ha formado en restaurantes de estrella Michelin franceses, donde un buen caldo hace todo

Llegó el momento dulce de la noche, y como éramos un equipo de golosos los que nos habíamos juntado para cenar probamos el toblerone relleno de tiramisú. Un postre, con el que el chef, quiere demostrar su imaginación y ganas de crear, sin miedo a equivocarse. Me recordó a las tartas heladas, pero con un tiramisú bien hecho como base.

img_8124

Toblerone relleno de tiramisú

Y la tarta de limón a la antigua con toques de limoncello, siguiendo las recomendaciones del gran jefe de sala Diego. Un poco más de relleno de limón no me hubiera importado, pero la clara protagonista la tartaleta. ¡¡¡Qué bien se les da la repostería a los franceses!!!

img_8125

Tarta de limón

Mi recomendación: si estáis cansados de que os atiendan mal, de pedir siempre los mismos platos porque no encontráis mucha variedad en Luxemburgo y de no salir contentos de un restaurante, creo que es porque aún no conocéis Supperclub. Cuidado con los gin tonics porque los preparan de vicio y os pediréis más de uno 😉 Cenar sale por 40 euros/persona bebiendo uno de los vinos que os recomiende Diego (sommelier y jefe de sala), compartiendo entrante y postre y pidiendo uno de sus platos principales.

Supperclub

47 Rue de Bonnevoie, Luxemburgo

+352 27 76 71 82

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s