Evboca

Había oído hablar de un sitio en pleno barrio de Prosperidad, que se caracteriza por hacer pinchos creativos, muy diferentes a lo que estamos acostumbrados a comer aquí en Madrid, llamado Evboca y hace un par de semanas me acerqué a conocerlo con mi amiga Cristina del blog  De menú en menú y a ambas nos sorprendió y gustó mucho ;).

Foto tomada de 11870

Foto tomada de 11870

El creador de todos los maravillosos pinchos que salen desde la pequeña cocina de Evboca es el chef Carlos Moreno Roca, un joven emprendedor que hace tres años decidió hacer realidad su sueño, dejando el rugby profesional y poniéndose la chaquetilla para crear todas las ideas que tenía apuntadas en miles de servilletas en la guantera de su coche :).

El chef Carlos Moreno delante de su cocina

El chef Carlos Moreno delante de su cocina

Cada temporada a Carlos le gusta cambiar la carta para dar rienda suelta a todas las novedades que se le van ocurriendo y lo que ha creado es un apartado en carta llamado “Los veteranos Evboca”, que son los pinchos que más han gustado y que siempre podréis pedir cuando vayáis ;). También encontraréis a “Los novatos Evboca“, que son 5-6 pinchos nuevo que incorpora en carta y que si gustan se quedan con los otros veteranos. A parte, tenéis ensaladas y pinchos más grandes que se pueden considerar como raciones o platos principales.

Una carta lo suficientemente larga para no tener que repetir

Una carta lo suficientemente larga para no tener que repetir

Nosotras empezamos la comida con una sopa fría de tomate y plátano acompañada de gotitas de pesto y taquitos de manzana confitada que ibas encontrando a medida que sumergías la cuchara en el bol. Una mezcla poco habitual, pero muy sabrosa y sobre todo fresquita, que era lo que necesitábamos en pleno mes de julio en el caluroso Madrid.

Sopa fría de tomate con plátano

Sopa fría de tomate con plátano

A continuación, Carlos nos sacó un pincho que van a quitar de la carta en septiembre porque se acaba la temporada y aunque entiendo la razón me parece un sacrilegio quitarlo porque está riquísimo. El pincho se llama Odissey y es el tesoro que todo pirata quisiera encontrar, ya que dentro se esconden unos dados de tataki de atún envueltos en alga ogonori (un alga de la costa gaditana) crujiente y dorada, que hay que mojar en mayonesa picante. Os recomiendo que vayáis a Evboca antes de que lo quiten de la carta, porque es un auténtico manjar.

Odissey, el tesoro que todo marinero quisiera encontrar

Odissey, el tesoro que todo marinero quisiera encontrar

Antes de ir a Evboca había estando cotilleando un poco su carta y sabía que tenían un pincho con el que uno de los familiares de Carlos consiguió en 2010 el premio al “Mejor Pincho Nacional” en Los Zagales, Valladolid  y no podía irme de allí sin probarlo. El nombre de esta peculiar creación es Tigretostón (la versión salada del famoso Tigretón de Bimbo) y los ingredientes usados son rulo de pan negro, crema de morcilla, cebolla confitada con granadina y mousse de queso. Una bomba que está buenísima, pero que os recomiendo que compartáis si queréis probar un par de pinchos más :).

Tigretostón

Tigretostón

Como buen madrileño, Carlos también ofrece bocadillo de calamares en su carta, pero como a él las cosas típicas no le van…ha creado un bocata en el que los calamares están hechos a la plancha, llevan un ali olí de pera de acompañamiento y el pan está teñido con la tinta del calamar, consiguiendo un pan negro, al que para mi gusto le faltaba estar un poco más crujiente.

Bocadillo de calamares Evboca

Bocadillo de calamares Evboca

Empezábamos a estar bastante llenas, pero había un par de pinchos más que queríamos probar, uno de ellos era la hamburgueisa de pollo teriyaki con tempura de verduras y un pan muy asiático, que viene presentado como si fueran dim sum, un guiño divertido para confundir al cliente. Un bocado exquisito que requiere una cantidad de tiempo de elaboración que seguramente haga que no esté en la siguiente carta. Una pena, porque estaba delicioso.

Hamburgueisha de pollo

Hamburgueisha de pollo

El último en llegar fue el spring bull, un rollito primavera elaborado con rabo de toro guisado con verduras y salsa de granada dulcipicante, que elaboran ellos mismos y que pica que te pasas. Merece tanto la pena pedirlo, porque te lo traen como si hubieras pedido chino a casa al más estilo take away, con su bolsa de plástico blanca, un bote con la salsa y el rollito envuelto en papel albal.

Spring bull

Spring bull

De postre, Carlos nos recomendó probar la piña colada: geleé de ron con sorbete de piña y espuma de coco, quizás esto fue lo más flojo de toda la comida, pero admito que estaba tan llena, que no pude saborearlo como me hubiera gustado.

Piña colada

Piña colada

Mi recomendación: para los que estáis en Madrid este mes de agosto y sólo salís a partir de las 20:00 porque el calor no os da tregua, os recomiendo quedar con los amigos en la terraza de Evboca para degustar unos pinchos originales, ricos y a un precio muy bueno. Cenar sale por 20 euros/persona tomando tres pinchos y bebiendo tintos de verano…para mi gusto una auténtica ganga ;).

Evboca

Calle Pradillo 4, Madrid

915195564

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s