Du Liban

Poco, por no decir nada :), conocíamos de la cocina libanesa antes de sentarnos en la mesa de Du Liban, pero fue tal el espectáculo de sabores y olores que probamos…¡¡¡qué salimos con ganas de contaros a todos las maravillas que aquí probamos 😉 !!!

El maravilloso comedor

El maravilloso comedor

Con un local decorado al más puro estilo árabe, que impresiona desde que cruzas la puerta principal…el local está dividido en varias zonas: un elegante comedor perfecto para cenas románticas o comidas de negocios; una terraza  cubierta en los meses de invierno y con unas agradables chimeneas portátiles para que los fumadores puedan disfrutar de esta desconocida cocina traída desde Oriente Medio; y un lounge desde el que tienes unas vistas a La Moraleja únicas y dónde han creado un ambiente idílico para organizar una fiesta privada con amigos tomando cócteles y Mezze (aperitivos) fríos y caliente.

La zona lounge y de terraza

La zona lounge y de terraza

Esta cocina tiene toques muy mediterráneos, donde predominan las verduras y legumbres de temporada, las hierbas y especias traídas desde el Líbano, las carnes a la parrilla de los mejores pollos, corderos y terneras y el pan recién horneado (que usan como tenedor) 🙂 . Nada más sentarte a la mesa, te reciben con una bandeja de crudites para que untes en salsa de yogur y unas aceitunas, mientras eliges tranquilamente los platos que degustarás a lo largo de la velada.

Nuestro cubierto de la noche: pan de pita

Nuestro cubierto de la noche: pan de pita

Nos trajeron como entrantes hommous bil lahme, elaborado a base de garbanzos, pasta de sésamo, limón, salteado de cordero y piñones tostados. Había probado el hommous, pero nunca antes ninguno me había sabido tan auténtico como el de aquella noche. La clave yo creo que era la mezcla que habían creado con los piñones y el cordero. Para los que no seáis muy fans del cordero no temáis, ya que era muy suave 😉 .

Hommous

Hommous bil lahme

Había dos platos con berenjenas que me apetecía probar, dado que soy muy fan de esta verdura. Nos trajeron el moutabbal, un puré de berenjenas al grill mezclado con pasta de sésamo que viene presentado con una granada en el medio. Nosotras como buenas comensales lo comimos untado en pan de pita…¡¡¡el mejor entrante de todos con muchísima diferencia 🙂 !!!

Moutabbal

Moutabbal

Un clásico dentro de la cocina libanesa es el tabbouleh, una ensalada de perejil picado con mucho esmero, tomate, cebolla, trigo molido (burgul) y aliñado con aceite de oliva y limón. Un plato refrescante, que se consume mucho en Líbano como aperitivo frío en los calurosos meses de verano…perfecta para vegetarianos y personas que estén cuidando la línea, porque es muy sana y tremendamente saciante 😉 .

Ensalsa de Tabbouleh

Ensalsa de Tabbouleh

Lo siguiente en llegar fueron un par de kebbeh meklieh, unas croquetas de carne picada mezclada con piñones, cebolla y canela, que quedaron a la sombra de las míticas albóndigas crujientes de garbanzos, habas, hierbas y especias también conocidas como falafel, que estaban realmente ricas…recordé mis días en Israel en los que solíamos comer falafel en pan de pita.

Falafel y kebbeh meklieh

Falafel y kebbeh meklieh

De plato principal nos trajeron una parrillada mixta: brochetas de cordero, pollo y ternera marinadas y acompañada de una crema de ajo. Estábamos tan llenas que fuimos incapaces de terminarnos este plato, que también tenía de acompañamiento un bol de arroz con piñones, que se quedó intacto 😦 .

Un mix de brochetas marinadas

Un mix de brochetas marinadas

Terminamos la comida, como es tradición en Líbano, con un  digestivo hecho a base de menta, azúcar y agua de azahar y unas pastas árabes (Baklava) elaboradas con pasta de  nueces y pasta filo, que bañan en miel y  frutos secos: pistachos, avellanas y almendras. Una forma perfecta de terminar la comida, ya que no se trata de un postre pesado y, además, a mi prima Wanda, que tuve la suerte de que me acompañara en esta velada, le encantan los postres 🙂 .

Baklava

Baklava

Mi recomendación: lo más fácil, si no se conoce la cocina libanesa, es pedirse uno de los menús de degustación de los que disponen, que para mi gusto son bastante contundentes (35€/persona o 42,5€/persona), pero son la mejor opción si se quiere probar un poco de todo 😉 . Cenar sale por 40 euros/persona y os recomiendo empezar la cena con un cóctel porque los hacen de maravilla.

Du Liban

Calle Estafeta, 2. Plaza de la Fuente, La Moraleja

91 625 00 72

4 comentarios en “Du Liban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s